Preparación:

Precalentar el horno a 180ºC. Trocear la espinaca y mezclar con el queso crema, la cebolla picada, nuez moscada, la sal y la pimienta. Mezclar todo de manera uniforme.

Con la ayuda de un cuchillo, hacer un corte en el centro de cada una de las pechugas, salpimentarlas y rellenar cada lado de la pechuga con 1 o 2 cucharadas de la mezcla preparada anteriormente.

Preparar una fuente para hornear, previamente engrasada con un poco de aceite de oliva. Pincelar cada pechuga con el aceite de oliva, y espolvorear por encima un poco más de sal y de pimienta y rociar con el vinagre.

Partir los tomatitos cherry a la mitad y ponerlos en un tazón con un poco de aceite de oliva, sal y pimienta. Pon un poco de papel de aluminio sobre las pechugas y coloca por encima los tomatitos cherry.

Dejar que todo se hornee unos 20 minutos a 180 grados, hasta que la pechuga cocine.

WhatsApp chat