Volver a la rutina saludable después de las vacaciones


“Comer en exceso en las vacaciones NO es un pecado capital, pero para bajar esos kilos de más, es vital volver a la rutina lo más rápido posible. Hay que tratar de ser firme con uno mismo”

Después de los desórdenes vacacionales que cometemos, sobre todo con las comidas, se hace difícil retomar nuestra vida cotidiana. Una de las cosas que nos puede ocurrir es que nos quedemos con la boca abierta cuando nos subamos a la balanza: seguramente nos sorprenderá que tenemos algunos kilos de más, bien ganados en los recientes y reparadores días de ocio. 

En las vacaciones, es común que abandonemos los hábitos alimentarios saludables. La razón es simple: nos enfrentamos a una avalancha de alimentos que no se consume normalmente y en porciones más grandes a las que estamos acostumbrados. Es difícil eludir la tentación, pero cuando terminan las vacaciones, hay que volver a la rutina para restablecer nuestro mejor peso y hábitos más saludables de alimentación.
No hace falta que dejes de comer o te propongas una dieta estricta para adelgazar. El truco está en comer una buena cantidad que te sacie, pero evitando las grasas saturadas. En tu dieta siempre tiene que haber productos frescos porque engordan menos y alimentan más. 

Algunas recomendaciones que pueden ayudarte a volver a tu rutina saludable son:

– Coma porciones adecuadas. En general, en las vacaciones, se consumen porciones más grandes. El primer paso entonces es retomar el tamaño de porciones adecuadas.

– Reorganice los horarios. Los horarios de las comidas también sufren desarreglos en las vacaciones: desayunos salteados porque uno se levanta tarde, o el día se convierte en una especie de ingesta continua de comida. Lo mejor es realizar al menos las cuatro comidas principales, ya que eso hace que se llegue “con un pie en el freno” a la siguiente comida, y se evita comer en exceso.


– Hidrátese: Tomar gaseosas o bebidas alcohólicas, una costumbre veraniega, no implica hidratarse. La mejor manera de hacerlo es bebiendo agua. Lo ideal: 2 litros diarios equivalentes a 8 vasos.

– Retome la actividad física. Es uno de los primeros pasos para deshacernos de los kilos extras que se acumulan en los días de ocio absoluto.





WhatsApp chat