Alimentación laboral
“Poco tiempo, mucha hambre”

La alimentación es uno de los factores que con mayor seguridad e importancia condicionan el desarrollo físico, la salud, el rendimiento y la productividad de las personas.


Una persona mal alimentada encontrará dificultades para mejorar su calidad de vida, puesto que la capacidad de trabajo, directamente proporcional a la alimentación, irá descendiendo cuando ésta es deficiente y, en lo que a trabajo físico de refiere, puede llegar a disminuir hasta un 30% respecto al desarrollo normal.
La falta de tiempo no es excusa para comer sano, hay muchos platos apetitosos y contundentes para saciar el hambre que se pueden optar en la casa así como en la oficina.



Disponer de poco tiempo para comer se puede solucionar si se opta por platos con un común denominador: completos desde el punto de vista nutricional, apetitoso, adaptable a gustos y preferencias y contundente para saciar el hambre.

Cada vez son más las empresas que instrumentan políticas para fomentar una alimentación saludable en sus empleados, con el doble objetivo de mejorar la calidad de vida de éstos y a la vez, alcanzar mayores niveles de productividad.

WhatsApp chat