Importante!!!

 Investigaciones demostraron que la incorporación de ácido fólico antes y durante el embarazo reduce de forma considerable la posibilidad de defectos en la columna vertebral y el cerebro del futuro bebé. 

 Además de incorporarlo a través de suplementos dietéticos, también tenes la posibilidad de consumir mediante ricos alimentos:

  • Lentejas: Este es un alimento primordial que debes consumir, por la gran cantidad de ácido fólico que contienen, aproximadamente 180 miligramos en media taza. Además estarás incorporando hierro, fibra y carbohidratos de combustión lenta.
  • El brócoli: te aporta 104 mg de ácido fólico por cada taza. Podes cocinarlo en tartas, revueltos, e incluso combinarlos con un poco de crema para realizar una delicada salsa y acompañar unas pastas bien ricas.
  • Naranjas: Tómate tu tiempo para desayunar, prepárate un rico jugo de naranja, o comela; ya que un vaso de naranja exprimido te dará 74 mg de ácido fólico.
  • Semillas de girasol: Podes incorporar semillas de girasol a las ensaladas, los yogures, etc. Además de tener una buena dosis de ácido fólico, estás incorporando hierro y calcio.
  • Vegetales: Los de hojas verdes son las que contienen mayor concentración de vitamina; dos tazas de espinaca fresca, por ejemplo, contribuye a tu organismo con 218 miligramos de ácido fólico.


WhatsApp chat